DISCIPULADO DE LA MISERICORDIA

El "Discipulado de la Misericordia" (DIMI), es una asociación privada, conformada por fieles católicos laicos bautizados, de acuerdo a las normas que establece el Derecho Canónico de nuestra Iglesia, y está reconocida por varios obispos.

Todo miembro, luego de un periodo de preparación, se adhiere a la Asociación con el propósito de vivir junto a otros hermanos la plenitud de su Bautismo.

El DIMI, desea conformar, a nivel nacional e internacional, agrupaciones de laicos interesados en asumir el desafío evangelizador misionero, a través de la figura del Discípulo, tal como lo explica el Documento de los Obispos latinoamericanos reunidos en Aparecida.
Nuestro Carisma
Promover la MISERICORDIA EUCARÍSTICA

Nuestros patronos
San Pablo Apóstol; Beato Juan Pablo II

Nuestra guía y modelo
MARÍA, nuestra Santa Madre Amorosa

¿Cómo vivir la misión del DIMI?
A pesar de nuestra cultura y abundante información, el mundo no parece orientado por la doctrina del Amor. Por eso creemos que nuestro Discipulado debe presentar a la sociedad moderna, el rostro del Cristo "Vivo" que Ama, a través de Su Presencia Eucarística.

Jesús, no se marchó, permanece entre nosotros, y debería ser parte integrante de la vida de todos los pueblos.

El DIMI, promueve, por ello, la MISERICORDIA EUCARÍSTICA. En la Eucaristía, encontramos al Cristo, Dios, siempre presente al alcance de todo aquél que quiera encontrarlo.

El mundo, requiere de personas amantes y dedicadas, que quieran orar por todos los pueblos, por todas las personas, creyentes o no, pues todos somos hijos de Dios. Por ese motivo, el DIMI, estimula la ORACIÓN DE INTERCESIÓN, conformando pequeños grupos de oración denominados: "Cenáculos Paulinos".

Estas agrupaciones "se especializan" en la oración. Puede de día, de noche, tarde o temprano, y siempre algunos "Orantes Paulinos" estarán dirigiendo su oración al buen Padre, para que bendiga a sus hijos de la Tierra, Todos soñamos con un mundo mejor, donde todos trabajemos para la Gloria de Dios y el bien de todos los hombres.

Si tú quieres un mundo mejor, donde Dios sea reconocido como el "Padre de Toda la Humanidad", y cada habitante de la tierra comprenda que viene de Dios, y que es un hijo amadísimo, te invitamos a unirte a nuestro movimiento que quiere cubrir los Cinco Continentes.

Pero para que todo ello se realice, junto a la búsqueda de mayores gracias divinas, necesita de personas decididas que, a través de un proceso profundo de "Transformación interior", conviertan su vida, en misión y servicio.

 

 
VATICANO CELAM GUATEMALA CLAR AGUSTINOS RECOLETOS JAR AGUSTINIANO RADIO MARIA